jueves, 23 de mayo de 2019

Frutos oleaginosos, todo lo que debes saber


A pesar de ser bastante calóricos, los frutos oleaginosos nueces, avellanas, almendras, castañas, entre otros, están siendo cada vez más valorados por su papel de nutrir y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Estos frutos son fuente de grasas insaturadas y poliinsaturadas, que tienen acción antioxidante, reducen el colesterol malo (LDL), aumentan el colesterol bueno (HDL), evitando así la formación de placas de grasa en la sangre.

Las nueces y almendras son las fuentes más ricas de vitamina E, que tiene acción antioxidante, es necesaria para la formación de glóbulos rojos y tejido muscular. Pero además de la vitamina E, son ricas en potasio y vitaminas del complejo B. Las avellanas, además de la vitamina E, son también fuentes de calcio.

Las castañas es una excelente fuente de omega-3 y selenio. Nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del corazón y el cerebro, respectivamente.

Otros factores beneficiosos están relacionados con las frutas oleaginosas, como la almendra, por ejemplo.

Consumo de la Almendra para adelgazar


Según el International Journal of Obesity, de los Estados Unidos, el consumo de almendra está relacionada con una mejora en el perfil de eliminación del peso. Según este estudio, dos grupos tenían una dieta baja en calorías, un grupo de personas con dieta rica en carbohidratos complejos y otro grupo de personas con una dieta rica en almendras.

Este último grupo, en comparación con el primero, ha sufrido una pérdida de peso más efectiva y una mayor disminución de la circunferencia de cintura y grasa total. Esto indica que la inclusión de almendras en un plan alimentario de adelgazamiento tiene como resultado una mejor calidad en la eliminación del peso. Por supuesto, el secreto está en la cantidad, ya que la almendra, como todas las demás frutas oleaginosas, son ricas en calorías.

Con todos estos beneficios, vale la pena incluir los frutos oleaginosos en su alimentación. Pero cuidado con la cantidad, ya que por su cantidad de calorías, si se consumen en exceso pueden favorecer el aumento de peso.