miércoles, 15 de mayo de 2019

Dieta crudívora - conoce la dieta de alimentos crudos


¿Sabías que el hábito de no comer alimentos industrializados ni cocidos tiene nombre? Se trata de la dieta crudívora, método que elimina cualquier alimento industrializado o calentado por encima de 42 ° C.

Semillas, algas, frutas y verduras crudas. Esa es la base de la alimentación de quien sigue la dieta crudívora. Los alimentos de origen animal tampoco forman parte de la vida cotidiana de los crudívoros, que en el momento de la compra dan preferencia a los productos orgánicos.
No obstante, la restricción alimentaria debe ir acompañada de un nutricionista para evitar la carencia de nutrientes importantes para la salud.

Es posible mantener esta dieta sin daños para la salud. Tiene sus ventajas, ya que incluye una gran variedad de verduras, frutas y leguminosas, que poseen fibras y vitaminas fundamentales para el organismo. Mientras tanto, hay que tener cuidado de que el consumo de carbohidratos y proteínas no quede desfasado.

Al igual que los vegetarianos y veganos, los crudívoros deben aumentar el consumo de granos, como judías, garbanzos y lentejas, para la obtención de proteínas, pero no deben consumirse crudos o sin pasar antes por la germinación.

Germinación y sus beneficios

La germinación es una práctica común entre los aficionados. Se trata de dejar los granos y las semillas en remojo por unas ocho horas. Después del período, se elimina el agua y los granos se dejan al aire libre durante otras ocho horas antes del consumo.

Se cree que este proceso ayuda a eliminar fitatos o factores antinutricionales que dificultan la digestión de los buenos nutrientes. La práctica realmente puede aportar beneficios. Incluso los que no siguen la dieta pueden dejar las semillas en remojo un par de horas antes de cocinar, ya que ayuda a eliminar sustancias que dificultan la digestión de los nutrientes.

Aunque la germinación permite que algunos alimentos se consuman sin necesidad de cocción, es importante recordar que no todos pueden ser servidos a través de ese proceso. Champiñones, papas, guisantes y mandioca están entre los que necesitan cocinarse para el consumo, para evitar la intoxicación.

¡Pero cuidado! Si quieres ser crudívoro debes saber que comer fuera de casa no es tan fácil. La persona que decide adoptar esta rutina alimentaria debe recordar que tendrá algunas restricciones para salir y comer en otros lugares, ya que la mayoría de ellos utilizan productos industrializados y cocidos. Por lo tanto, hay que programar y siempre cargar bocadillos para evitar el ayuno prolongado.