martes, 21 de mayo de 2019

6 dolores corporal que no puedes ignorar


Hay ciertas situaciones en las que no debe dejar de visitar al médico o a la sala de urgencias. Puede que sea una falsa alarma, pero si no lo es, puede que haya hecho algo para salvar su vida. Conozca, a continuación, algunos de los dolores en el cuerpo que no debe ignorar.

1. Dolor en la región pectoral

El ataque al corazón está muy asociado con dolores que comienzan en el pecho. Pero no siempre este problema aparece así... Imaginemos el escenario: llegó de una corrida, está bastante sudoroso y con el corazón acelerado y empieza a sentir un dolor en la mandíbula.
Tenga cuidado con el dolor del cuerpo en la zona pectoral: hombro, brazo, abdomen, mandíbula inferior y garganta. Si siente un dolor repentino en algunas de estas partes del cuerpo, pida ayuda rápidamente.

2. Dolor de cabeza repentino

De la misma manera que algunos dolores de cabeza desaparecen de la nada, otros surgen de la nada, y algunos de ellos comienzan con puntadas punzantes.
Cuidado con este dolor ... puede ser signo de algo mucho más serio que un simple dolor de cabeza... si el dolor llega al punto de casi nublar su visión, puede ser signo de un infarto cerebral o incluso de un aneurisma. ¡Busque un médico lo antes posible!

3. Dolor de espalda

Sentir dolor en la zona lumbar es algo relativamente común, pero a veces pueden ir más allá de un entrenamiento más pesado o de una "manera" de dormir... en algunas situaciones estos dolores en el cuerpo pueden ser un síntoma de problemas en el riñón, como la formación de cálculos renales, que a veces desaparecen solos (y muy dolorosamente).
Cuando un riñón se infecta, su reacción natural es el aumento de volumen, lo que causa dolor en esa parte de la espalda. Si un tumor renal crece lo suficiente, es posible que sienta dolor en esa región.

4. Hormigueo en las extremidades superiores e inferiores

Este hormigueo se debe a la disminución de la circulación sanguínea y, en situaciones normales, desaparece después de mover a veces los brazos o las piernas.
Sin embargo, si es difícil recuperar la sensibilidad, consulte a un médico inmediatamente: esto podría ser un signo de daño nervioso, como la neuropatía periférica.

5. Dolor persistente en las articulaciones

No siempre el dolor en las articulaciones son signos de artritis, la enfermedad generada por el desgaste del cartílago con el paso del tiempo.
La rigidez e hinchazón de las articulaciones pueden deberse al lupus, una enfermedad autoinmune que puede afectar a la piel, los riñones, el cerebro y otros órganos.
Además, la hepatitis, una enfermedad que afecta al hígado, también incluye en sus síntomas el dolor en las articulaciones.

6. Calambres en las piernas

¿Sufres de calambres en las piernas, así como hinchazón y enrojecimiento? ¡Cuidado, podría ser señal de un coágulo sanguíneo! Visite a su médico y hágase una ecografía.
Aunque es tentador, no haga masajes en la zona afectada, ya que puede causar el derrame de ese coágulo.